Puede reclamar cualquier consumidor que tenga o haya tenido una hipoteca y donde se incluya la cláusula abusiva que le ha hecho pagar todos los gastos por contratar un préstamo con garantía hipotecaria.

 

Así de sencillo.

 

Es importante comprobar entonces dos matices para saber si puedes o no reclamar los gastos de la hipoteca:

  1. Que exista la cláusula abusiva
  2. Que pidieses el préstamo hipotecario como “consumidor”.

Si cumples las condiciones es perfecto para que podamos recuperar tu dinero.

Sobre la cláusula abusiva

¿Tienes en tu préstamo la cláusula abusiva de los gastos de la hipoteca?

Es lo primero a comprobar. Si no la tienes o los gastos son compartidos con la entidad, no puedes defender el procedimiento.

 

Busca en tu escritura de préstamo algún párrafo que indique que debes asumir todos los gastos.

 

Lo más habitual es que la encuentres en la cláusula quinta de tu escritura u oculta en el apartado donde te hablan de las comisiones que vas a pagar. Pero te insistimos, ve directamente a la cláusula quinta de tu hipoteca en primer lugar.

Te ponemos unos ejemplos de cláusulas abusivas en gastos de hipoteca para que te resulte más sencillo identificarla. No tiene por qué ponerlo exactamente igual pero el sentido debe ser el mismo.

Para ahorrarte tiempo y dudas debes saber esto antes: a la persona que pide el préstamo, es decir, a ti, te pueden llamar indistintamente Parte Prestataria o Parte Deudora.

  • Parte prestataria: que toma dinero a préstamo, es decir, el cliente de la entidad que pide el préstamo.
  • Parte deudora: El que debe o está obligado a satisfacer una deuda, es decir, el cliente de la entidad que pide el préstamo y por eso lo debe.

Ejemplos de cláusulas abusivas

Ejemplo 1 de cláusula abusiva

“Los gastos de tasación del inmueble hipotecado en esta escritura, los que origine este otorgamiento, aranceles notariales y registrales, sus copias, impuestos de toda clase e inscripción en el Registro de la Propiedad, serán de cuenta de la parte deudora así como los que produzcan las modificaciones o novaciones, la carta de pago y cancelación de la hipoteca en su día”

Ejemplo 2 de cláusula abusiva

“Son de cuenta exclusiva de la parte prestataria todos los tributos, comisiones y gastos ocasionados por la preparación, formalización, subsanación, tramitación de escrituras, modificación -incluyendo división, segregación o cualquier cambio que suponga alteración de la garantía- y ejecución de este contrato, y por los pagos y reintegros derivados del mismo, así como por la constitución, conservación y cancelación de su garantía, siendo igualmente a su cargo las primas y demás gastos correspondientes al seguro de daños, que la parte prestataria se obliga a tener vigente”.

Ejemplo 3 de cláusula abusiva

GASTOS A CARGO DE LA PARTE PRESTATARIA. Serán de cuenta de la parte deudora todos los gastos presentes o futuros que se deriven de esta escritura, entre los que se incluirán expresamente los siguientes:

  1. Aranceles notariales, con inclusión de los producidos por la expedición de su primera copia para la entidad financiera, y registrales relativos a la constitución, modificación o cancelación de la hipoteca aquí constituida.
  2. Impuestos que graven o puedan gravar tanto el préstamo, como la constitución modificación o cancelación de la hipoteca aquí constituida, (incluidas igualdades o reservas de rango), así como de cualesquiera otras garantías otorgadas o que se otorguen en garantía del presente préstamo.
  3. Gastos de tramitación de esta escritura ante el Registro de la Propiedad y la oficina liquidadora de impuestos.
  4. Los derivados de la conservación del inmueble hipotecado, así como del seguro de daños del mismo y las contribuciones, arbitrios, impuestos o tasas que graven dicho inmueble.
  5. Los gastos procesales o de otra naturaleza, derivados del incumplimiento por el acreditado de su obligación de pago.
  6. Cualquier otro gasto que corresponda a la efectiva prestación de un servicio, relacionado con este préstamo, que no sea inherente a la actividad de la entidad prestamista, dirigida a la concesión o administración del préstamo.

Sobre si eres consumidor o no

¿Actuabas como “consumidor” cuando pedías tu préstamo de garantía hipotecaria?

Como te adelantábamos, la otra condición para poder reclamar los gastos del préstamo es que lo pidieses como consumidor.

No cualquiera puede considerarse consumidor a estos efectos.

 

Pero, ¿quién es un consumidor al solicitar un préstamo?

Para simplificar podemos decir que es una persona física (no una sociedad limitada o sociedad anónima o una asociación) que no destina el dinero del préstamo a ninguna actividad empresarial o profesional.

 

Por ejemplo, sí es consumidor quien pide un préstamo para comprar una vivienda para su uso privado, sea su vivienda habitual o no, para reformar su casa, etc.

 

Por el contrario, no será consumidor, y no puede usar este procedimiento, una sociedad que pidió un préstamo con garantía hipotecaria para comprar una nave, o un abogado o un cocinero que pidieron un préstamo para montar sus oficinas o un restaurante, por ejemplo.

 

Si hablamos de un cocinero o un abogado que han pedido un préstamo para comprar su vivienda, como no actúan ni como abogado ni como cocinero, sino como “personas físicas fuera de su actividad empresarial o profesional”, sí podrían adherirse a nuestra propuesta para esos casos.

¿Por qué tienes que haber pedido tu préstamo en calidad de “consumidor” y no dentro de una actividad profesional o empresarial?

Porque todo se fundamenta en declarar la nulidad de una cláusula de acuerdo a una ley que sólo se aplica a “consumidores”. Si no eres consumidor, sencillamente esa ley no te ampara, y por tanto, no la podemos usar para declarar su nulidad.

 

La sentencia 705/2015 de 23 de diciembre del Tribunal Supremo habla sólo de consumidores y por lo tanto la jurisprudencia afecta a consumidores.

¿Y si no soy “consumidor”, no puedo ganar?

Que no seas consumidor no impide que puedas ganar tu reclamación pero sí se reducen las posibilidades porque no se ajusta a todo lo que estás leyendo en esta guía.

Nuestra especialidad es defender a consumidores.

 

Si es tu caso te explicamos qué tienes que hacer exactamente para recuperar los gastos de tu préstamo.

Rellena ahora el formulario que tienes más abajo si quieres nuestra guía para recuperar los gastos de la hipoteca y los pasos concretos para empezar

RECUPERA TU DINERO

No lo dudes. Te asesoramos de forma gratuita y profesional

No desaproveches esta ocasión. Completa AHORA tus datos: contactaremos contigo de manera gratuita y sin compromiso. Además recibirás inmediatamente por email la guía gratis con toda la información práctica sobre los gastos de hipoteca.

Hazlo ahora. Nada que perder; todo que ganar.

Nombre

Email

Teléfono

Provincia

Ciudad

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad

O contacta con nosotros

 

Teléfono 96 661 4003

Envía WhatsApp al 617401038

WhatsApp directo Android

Skype

Manda email a contacto@comorecuperargastoshipoteca.com

 

Justicia financiera para todos...Share on FacebookTweet about this on Twitter